RINOPLASTIA

La nariz es una estructura central facial de una persona. Por ello, es comprensible que la rinoplastia (cirugía cosmética de la nariz) sea la cirugía que se realiza más veces dentro de la cirugía plástica facial. No obstante, a pesar de que la nariz tiene una componente estética en la cara, también desempeña funciones esenciales, como la respiración y el olfato.

¿Qué tipo de narices se pueden operar? Se puede modificar funcional y estéticamente la nariz en la misma cirugía?

Cada nariz es única. La nariz puede ser larga, corta, desviada, achatada, caída, respingona, tener piel fina o piel gruesa, ser grande o pequeña. Virtualmente, hay siempre alguna modificación (grande o pequeña) que se puede realizar en toda nariz. Por lo tanto, lo que se puede hacer en relación con una determinada nariz exige un conocimiento muy específico sobre la anatomía, fisiología y funcionalidad de este órgano del olfato, siendo necesario, efectivamente, un análisis individualizado. Sin embargo, cabe recordar que la nariz forma parte de la cara, y el objetivo final de una cirugía plástica facial es lograr una nariz y una cara naturales. En realidad, tanto o más importante que tener una nariz bonita es tener una nariz funcional. Por ello, aunque sea posible una intervención simultánea, es importante considerar que una nariz bonita y armoniosa tendrá también que ser una nariz que funcione.

¿Qué especialista puede hacer la Rinoplastia? ¿Es un cirujano plástico o un Médico ORL?

Esta pregunta es controvertida. Aunque haya determinadas especialidades de la medicina que se dedican a determinadas áreas, existen áreas comunes, en las que varias especialidades pueden realizar el mismo tipo de cirugía. Por lo que existen varias especialidades que pueden llevar a cabo rinoplastias, siempre y cuando dominen la nariz como un todo. Muchas veces se denomina a esta cirugía como rinoseptoplastia. En casi todas las rinoplastias, es obligatorio que el cirujano domine el septo nasal. Esto, porque, además de un desvío del mismo, puede causar también obstrucción nasal. El propio septo nasal va a estar muy relacionado con la forma de la nariz, y el cartílago septal se va a utilizar para varios injertos, que harán que se consiga una óptima unión entre lo estético y lo funcional.

Yo tengo Sinusitis Crónica/ Rinitis Crónica. ¿Puedo someterme a una Rinoplastia al mismo tiempo que me someto a la cirugía de la Sinusitis/Rinitis?

La respuesta es sí. La patología de la sinusitis/rinitis está más relacionada con la  patología de la pared lateral de la nariz. Es evidente que estos tipos de disturbios funcionales son del foro de la otorrinolaringología, pudiendo ser tratados en simultáneo, con una rinoplastia.

Me gustaría hacerme una Rinoplastia, pero tengo miedo de que mi nariz quede fea.

Este es el gran miedo de las personas que quieren someterse a una rinoplastia. No cabe duda de que esta cirugía es un enorme desafío, incluso para el cirujano con más experiencia. Ninguna nariz es igual. En estos casos, es muy importante mantener una conversación muy clara entre médico y paciente. Muchas veces, lo que el paciente cree que es un gran problema de la nariz, en realidad, no lo es. La ayuda de programas de simulación (por ejemplo el Photoshop ®) es también, a veces, una excelente herramienta para facilitar la comunicación entre el médico y el paciente. Aunque haya una planificación detallada e individual para cada cirugía, la verdad es que, de media, el 10% de las narices operadas van a necesitar un pequeño ajuste o «retoque», es decir, 1 de cada 10, siendo que esa revisión, por norma general, sólo se realiza un año después de la primera cirugía.

¿Cómo es el postoperatorio? ¿Es muy doloroso?

La cirugía es casi indolora y muy bien tolerada por el paciente. En casi todas las rinoplastias, puede haber algún grado de equimosis al lado de los ojos, y es normal que haya edema (hinchazón), que permanecerá durante las primeras semanas. Casi siempre, la mayor incomodidad tiene que ver con algún grado de obstrucción y secreciones nasales, que estarán presentes durante la primera semana. Por lo general, se utiliza una férula de protección externa, durante una semana. Una nariz operada puede tardar años en quedar con la forma final, pero, habitualmente, pasados uno o dos meses, la mayor parte del edema de la nariz pasa.

¿Cómo se realiza la cirugía? ¿Me quedará alguna cicatriz en la piel?

Existen dos grandes abordajes en la rinoplastia: la rinoplastia «cerrada» y la rinoplastia «abierta». En la rinoplastia cerrada, no hay incisiones en la piel y las estructuras nasales son todas disecadas por dentro de la narina. En la rinoplastia abierta, se hace una pequeña incisión en la columela, para exponer las estructuras nasales. En realidad, hoy en día, si es por técnica cerrada o abierta, poca importancia tiene, ya que, en la técnica abierta, la cicatriz, al final de 15 días, ya es casi imperceptible. La verdad es que el cirujano tiene que dominar cada técnica, de manera a obtener el mejor resultado para cada nariz.

¿Se necesita anestesia general?

Por norma general, las cirugías se realizan con anestesia general, por cuestiones de comodidad para el paciente. No obstante, la cirugía también se puede realizar bajo anestesia local, con sedación.

¿Qué es la Rinoplastia funcional?

Se trata de realizar procedimientos que, además de mejorar el aspecto de la nariz, por la modificación de su propia forma, contribuyen a que ésta pase a respirar mejor. Normalmente, tiene que ver con la nariz a tensión (nariz muy larga, con narinas estrechas), o la nariz con mala posición de los cartílagos alares inferiores o con estrechamiento de la válvula nasal (nariz que se colapsa con la inspiración). Este tipo de modificaciones sólo refuerza el principal mensaje de este texto: el enfoque de la nariz como un órgano funcional y estético.

Este procedimiento es realmente complejo y las preguntas anteriores son algunas de las más frecuentes en la consulta de rinoplastia. No obstante, si todavía tiene algunas dudas, formúleselas directamente a su médico.

CASOS CLÍNICOS